La imagen del partido contra Independiente por la Libertadores: Franco Armani entregando una atajada imposible.

No fue la única de la noche, pero fue la determinante, la que ahogó el grito de gol del relator de partido en la televisación, la que le dió tranquilidad a toda la hinchada para esperar en 15 días un vendaval de fútbol y goles en el Monumental.

Edición Nº 509