Una vez más, en busca de fanáticos repartidos por el mundo, encontramos a “Nano”, miembro de la filial de River en Los Ángeles, California, Estados Unidos, donde el equipo del Muñeco está realizando su pretemporada.

Comunidad River conversó con este hincha del más grande nació en barrio porteño de Caballito y vive en Los Ángeles desde hace 26 años.

¿Cómo se creó la filial?

Este movimiento comenzó como un grupo de amigos hinchas de River que hacían juntada y asado para ver los partidos. De esa manera fue creciendo y surgió la iniciativa de hacer la filial.

En enero del 2016 la convertimos en una filial oficial y a partir de ahí se empezó a sumar mucha más gente.

¿Cómo ingresaste?

Yo la conocí por amigos en común que teníamos. Al principio me sume sin ser parte de la directiva por tema de responsabilidades. Pero cuando puedo, ayudo con la organización de eventos. Como por ejemplo cuando vino el burrito Ortega.

¿Qué actividades se realizan en la filial?

Cada vez que juega River o incluso, la Selección Argentina, nos juntamos a ver el partido en Pico Rivera, que es una ciudad cercana. También, una vez al mes, hacemos una juntada con música y asadito en las que juntamos útiles escolares o comidas no perecederas que luego donamos a un hogar de niños en Tijuana, México.

¿Cómo es un día de partido de River en la filial?

Siempre que juega River nos juntamos antes para la previa en la que hay asado o choris. También colgamos las banderas que hicieron los chicos, las cuales están firmadas por el Muñeco Gallardo. Esas tres horas, entre previa y el partido, son una fiesta, Lo vivimos saltando y cantando como si estuviéramos en la cancha. Es juntarse a alentar y muchas veces tenemos bombos y bengalas de humo.

¿Cómo están viviendo esta pretemporada de River en los Ángeles?

Desde el primer día que llegó el plantel, los fuimos a saludar al hotel.  Después, mucha gente de la filial suele ir todos los días a charlar con los jugadores o sacarse una foto.

Yo pude cumplir mi objetivo personal de darle las gracias al Muñeco por todas las alegrías que nos ha dado a los hinchas de River.

A los entrenamientos a veces también vamos, estos son en el predio de la Universidad de UCLA y no son abiertos al público, pero desde afuera se puede ver un poco.

El viernes pasado fuimos en un micro desde la filial al partido contra Chivas. Para nosotros esta pretemporada es un sueño ya que River no viene seguido para acá.

¿Cuáles son tus recuerdos de ver a River en el Monumental?

De la última vez que fui, me vienen los recuerdos de cómo va llegando la gente al estadio, como tiembla el piso, escuchar la gente cantar. Solo con hablar de eso se me pone la piel de gallina. Recuerdo cuando iba a la cancha de chico con mi abuelo; él era un conocido cantante de tango y le daban platea así que íbamos ahí. Pero también, cuando iba solo me mandaba a la popular.

¿Que tienen pensado para el futuro?

La idea es seguir progresando; más que nada seguir con los eventos, seguir juntándonos para los partidos y también seguir creciendo en general. Lo loco de esta filial es que hay muchos hinchas de River que no son argentinos; hay mexicanos, salvadoreños y demás.

También queremos seguir haciendo eventos como el que le hicimos a Orteguita cuando presento su libro, que hubo música y comida.  Además, después salió un partidito y tengo el orgullo de poder decir que me jugué un picadito con el burrito.

 

Edición Nº 479