Luego del triunfo del domingo ante El Talar por 5 a 3, el equipo de primera división de Futsal de River intenta meterse en los playoffs de Liga.

Para conocer más acerca de la competencia, el equipo y el presente y futuro del deporte y nuestros jugadores, conversamos con Santiago Ramos, integrante del equipo.

¿Hace cuánto jugás al futsal?

Empecé a jugar a los 16 años, después de que dejé de jugar en cancha de 11. Arranqué en Excursionistas, con un amigo que me lo sugirió como algo tranqui, para seguir entrenando y compitiendo y el futsal es lo más parecido al fútbol. El mismo técnico que tuve en la primera de ese club, vino para River y me vine con él. Estoy acá hace 4 años.

¿Cuáles son las diferencias de reglamento entre fútbol y futsal?

La cantidad de jugadores y el tamaño de la cancha son las más evidentes, los laterales son con el pie. Es un deporte muy táctico, movimientos, casi todos, preestablecidos, hay momentos donde la habilidad individual rompe el esquema de juego, pero casi todo está preestablecido: laterales, córner, las salidas del arco… todo eso está muy bien entrenado. Por lo menos acá nosotros nos perfeccionamos en eso, que esté todo bien preparado.

Además de entrenar y competir ¿te dedicás a algo más?

Estudio abogacía, estoy en el quinto año, por recibirme y trabajo en un estudio jurídico, estoy full time, jaja.

¿Cómo es la experiencia de jugar en River?

Bárbara. Jugar en el club más grande de Argentina, es increíble, mucha responsabilidad. Aunque en el futsal se habían conseguido pocos títulos, nosotros tuvimos la suerte de salir campeones, dos veces consecutivas, de la Copa Argentina, cosa que no había pasado nunca. La repercusión que tuvo eso: gente que te saluda en el club o que te habla por las redes sociales, que te agrega desde diferentes provincias y te ven como un ídolo, igual a los jugadores de cancha de 11. Todo eso es fuerte, es extraño, muy lindo.

¿Cómo son sus entrenamientos?

Nosotros entrenamos 4 veces por semana, tenemos un preparador físico excelente, tenemos entrenador de arquero, tenemos al técnico, Ale, y el ayudante, que es Coco Britos. Ambos jugaron mucho tiempo afuera, en Italia, siempre compitiendo. En el exterior es mucho más profesional.

Pero hay diferencia con el eterno rival, que es Boca, son los espacios para entrenar. Hoy en día River no tiene una cancha con la estructura como la tiene Boca. Además de lo que te genera no practicar en una cancha que no tiene las dimensiones de una verdadera cancha de futsal, a la hora de jugar, el club siempre tiene que alquilar una cancha que los jugadores no conocemos del todo… es diferente. Nosotros nos imaginamos lo que debe ser la localía… Hemos tenido la suerte de que los chicos de básquet nos prestaran el micro-estadio para entrenar y vemos la tribuna y pensamos en lo que sería un superclásico en el club, con toda la gente que te venga a ver… Creo que generaría más pasión por el deporte y que la gente estaría más interesada, yo creo que vendría mucha gente.

Entonces, para que River explote sus capacidades al máximo, lo que les falta es la cancha…

Y…sí. Pienso en San Lorenzo o Ferro que fueron los clubes que más invirtieron en este tiempo, consiguieron que además otras disciplinas se puedan expandir. Eso hace que más chicos vayan a los clubes, que se hagan socios y sientan esa pertenencia, llevar a sus hijos… me parece que eso es lo que falta. Es un proyecto grande, lo entiendo, pero estaría bueno que se pueda lograr.

¿Qué está jugando ahora el equipo?

Ahora estamos jugando la Liga. Venimos de un par de traspiés, tenemos que empezar a volver al triunfo. Nuestro objetivo a principio de año fue entrar a los playoff, que son los 8 primeros. Esos equipos juegan una eliminación y de ahí sale el campeón.

Hoy en día estamos décimos, hay que ponernos las pilas, pero todavía tenemos chances.

De la Copa Argentina quedamos afuera, en Semifinales, contra San Lorenzo, que hoy en día, es el equipo que más invirtió: tiene todos jugadores de selección, chicos que jugaron en el exterior, buenos sueldos. Ellos y Boca, son equipos que hacen la diferencia en ese sentido.

¿Cómo ves al futsal en Argentina?

A partir de salir campeones del mundo, el futsal hizo un boom, creció un montón, mucha gente, muchos chicos que jugaron afuera, que había jugado en Italia y España, vino con esa experiencia acá y empezó a dirigir equipos y eso lo convirtió en más profesional. Aun así falta lo que es estructura, lo que es inversión. River, Boca, San Lorenzo, tienen otra capacidad, pero hay muchos clubes de barrio no tienen las mismas posibilidades, aunque hay algunos que tienen su cancha, su localía, pero no es la mayoría.

Edición Nº 448