Eduardo “Dady” Gallardo, fue entrenador de la Selección Argentina de Handball durante cinco años. Al frente de ese combinado participó de los Juegos Olímpicos de Londres 2012. Hoy se desempeña como Subdirector de Deportes Amateur en el club.

Jugador y entrenador, en esta entrevista nos cuenta acerca de su paso por River, la Selección y cuáles son sus tareas actuales.

¿A qué edad empezaste a jugar al handball?

-Empecé de grande, teniendo en cuenta que ahora existe el minihandball, a los 16 años, acá en el club.

¿Te apasionó desde el principio o se dio con el tiempo?

-No, yo no lo jugaba en el colegio. Jugaba más al fútbol. Mi abuelo era dirigente de River. Mis papás se conocieron en el club. Tuve primero el carnet de socio que el documento; es una tradición.

¿Cómo fue tu paso por River?

-Tenía 16 años y mi mamá me trajo al club para que eligiera una actividad. Entré al playón y elegí Handball. Como jugador fui bastante del montón. Jugué en la primera de River pero nunca llegué a jugar en la selección.

¿Cómo se dio llegar a ser DT de la selección? ¿Cómo fue esa experiencia?

La experiencia fue muy buena. Yo había tenido muy buenos resultados en juveniles con quienes llegué a la semifinal del Mundial 2007 y mayores, entonces me llamaron para dirigir a la selección. Arranqué en el 2012, con los Juegos Olímpicos de Londres y me fui el año pasado, después del Mundial en Francia.

En Londres alcanzamos el puesto número 10, en el mundial de Qatar 2015, el número 12, que es el más alto alcanzado por una selección americana, en los Juegos Olímpicos de Río, en el 2016, quedamos décimos y en Francia, número 18.

¿Cómo ves al handball en general en Argentina, y en particular en River?

Creo que como selección va a ser difícil superar el puesto número 12. River genera muchos y muy buenos jugadores que se van a jugar afuera, profesionalmente, ahora quedaron muchos jugadores jóvenes, pero muy buenos. El deporte en el club está muy bien.

¿En qué consiste tu trabajo hoy en River?

Soy subdirector de deporte amateur. Hablo con los entrenadores de los otros deportes. A veces también participio de algún entrenamiento de handball, en alguna categoría, si creo que es necesario.

¿Cómo ves las políticas en materia deportiva? ¿Qué opinás de la función de la ENARD y de la secretaría de deportes actualmente?

-Hablando de deportes como el nuestro, yo te puedo hablar de la experiencia mía con el handball. Hubo un antes y un después de la aparición de la ENARD, sin duda. Yo tuve la posibilidad de empezar antes, en el 2006 con selecciones juveniles y en 2007 con la selección mayor. La ENARD apareció a mediados del 2010 y en el 2011 se empezó a ver bien. Sin dudas hubo un cambio tremendo: desde poder tener tecnología adecuada a lo que es un deporte de alto rendimiento, que antes no lo teníamos; las giras de preparación, antes era pedir y que nos den y después de que apareció la ENARD sin duda, al menos para los deportes como el nuestro hubo un antes y un después, lejos, de todo lo que fue la organización del deporte. También apoyo para deportistas y entrenadores en la parte económica, ha sido un cambio tremendo, así que me parece bien.

Hoy en día no sé cómo está eso, se que la ENARD sigue funcionando, pero no sé, pero creo que, en mi última etapa, no solamente la ENARD, sino también la Secretaría de Deportes, estaba todo muy bien: estábamos al día, había apoyo. Yo me fui hace casi dos años.

¿Pensás que los Juegos Olímpicos de la Juventud le dan impulso al deporte amateur?

-Si, yo creo que los Juegos Olímpicos de la Juventud están preparados para ir formando a los chicos y que vayan teniendo la mentalidad de lo que es estar en un juego olímpico. A mí me tocó cuando era chico que miraba los juegos olímpicos y quería estar y después tuve la posibilidad de estar, no en uno, en dos. Creo que está bueno tener una experiencia previa para saber lo que es, también creo que tiene mucho que ver con la parte turística de la ciudad que sea sede y creo que hay una ciudad y quizás todo un país está pendiente de eso y me parece realmente muy bueno. También lo que han hecho es que han modificado los deportes. No son los deportes tradicionales, sino que son beach handball, beach vóley; el básquet es tres versus tres. Lo que hicieron fue reducirlo para hacerlo más amplio y haya más países. Me parece muy bueno. Creo que es una experiencia única el participar en un juego olímpico, somos muy pocos los tocados para poder estar ahí y creo que poder hacerlo a una edad temprana motiva mucho, hay chicos que están entrenando hace cuatro años para poder participar de este juego olímpico, me parece realmente impecable. Creo que a cualquiera que haga deporte lo motiva mucho y un juego olímpico engancha a la gente, hasta al que no hace deporte mira un juego olímpico porque en definitiva representan a su país. Me parece buenísimo, sin duda.

Edición Nº 474