Con una gran actuación de los arqueros de River e Independiente, el clásico terminó sin goles.

Pese al buen juego de River en el primer tiempo, el equipo no pudo concretar en la red las varias ocasiones de gol generadas.

En el segundo tiempo Independiente se animó mas, pero una vez más, Armani destacó con varias muy buenas atajadas.

Un empate de visitante, frente a un rival de cuidado como siempre es Independiente, deja al equipo con muy buenas posibilidades de definir de local el pase semifinales de la Copa Libertadores.

 

Edición Nº 528